12 diciembre, 2018

Nulidad del contrato de trabajo. Causas que determinan su invalidez. Contratos que necesariamente deben formalizarse por escrito.

Introducción a la nulidad de contrato de trabajo

En el artículo de hoy analizaremos uno de los aspectos que pueden afectarnos a la hora de ser contratados por una empresa y que podrán afectar, desde el minuto 1, a nuestra futura prestación de servicios en la empresa.

Estamos hablando, en concreto, del necesario cumplimiento de una serie de requisitos exigidos por la legislación para que el contrato de trabajo se celebre de tal manera que produzca plenos efectos jurídicos, sin que adolezca de ningún tipo de defecto que pueda afectar a la propia constitución válida del mismo.

Por tanto, cuando hablamos de validez del contrato de trabajo, nos estamos refiriendo a que el mismo no haya sido formalizado bajo alguna de las causas previstas que originen su nulidad -nulidad que, por otro lado, puede ser o parcial, o total-.

Causas que pueden provocar un contrato de trabajo nulo

Han sido consideradas causas que invalidan el contrato de trabajo, entre otras, que haya concurrido algún vicio en alguno de los elementos que se consideran como esenciales a la hora de la formalización de un contrato de trabajo, como puede ser, por ejemplo, en el consentimiento de las partes contratantes, en el objeto o materia sobre la que verse el propio contrato de trabajo o, en tercer lugar, en la causa o fin perseguido por el mismo.

Como consecuencia de lo anterior, en caso de que el contrato de trabajo se haya visto afectado por alguna de las causas anteriormente mencionadas.

Los contratos de trabajo que deben formalizarse por escrito

Ahora bien, nos vamos a centrar en un supuesto que, si bien no supone una causa que invalida el contrato, sí es importante que estemos al tanto de lo que conlleva. Estamos hablando de aquellos contratos de trabajo que deban formalizarse necesariamente por escrito. Como sabemos, la figura del contrato verbal existe. No obstante, el legislador ha determinado que, en función de la naturaleza contractual de la que se trate, haya determinadas tipologías contractuales que deban formalizarse por escrito. La forma escrita es exigida en los supuestos de contratos temporales (obra o servicio, eventual, contrato en prácticas, contrato de trabajo por ETT…), contratos de relaciones laborales especiales (abogados, alta dirección, empleados públicos, etc.) y otros tipos de contratos o figuras, como puede ser, por ejemplo, la transformación de un contrato temporal en uno fijo, o los contratos a distancia.

Sin embargo, en la práctica es frecuente ver como en muchas ocasiones, se prestan servicios bajo modalidades contractuales que exigen la formalización escrita del contrato de trabajo, y que dicho contrato no se ha plasmado por escrito. Cuando el trabajador se encuentre en esta situación, es importante que conozca la siguiente información:

1.- Tal situación no dará lugar a la ineficacia del contrato, sino la mera presunción iuris tantum de que dicho contrato se ha celebrado por tiempo indefinido y a jornada completa.

Pero… ¿Qué significa el concepto presunción iuris tantum? Pues bien, se trata de una presunción que admite prueba en contrario, posibilitando, en este caso, al empresario, probar la temporalidad de la relación laboral, o el carácter a tiempo parcial de los servicios.

2.- Por otro lado, desde el punto de vista empresarial, constituirá una infracción grave en materia laboral, infracción que será sancionable con una multa que oscilará entre los 626 euros y los 6.250 euros.

Conclusión

Si usted se encuentra en alguna de las situaciones descritas (cree que le han impuesto una cláusula abusiva, o se encuentra trabajando temporalmente en una empresa y no le han hecho firmar ningún contrato ni le han entregado copia del mismo), le recomendamos que se ponga en contacto a la mayor brevedad posible con nuestros abogados expertos en Derecho Laboral, quienes le asesorarán de la mejor forma posible y mirarán por lo que mejor le convenga en cuanto a sus intereses se refiere.

¿Buscas abogado laboralista?

Conoce nuestro departamento de derecho laboral

¡Valora nuestro esfuerzo! Danos 5 estrellas por favor

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando...

Despacho de Abogados Bufete Casadeley

¿Necesitas un abogado para resolver tus problemas?

    Nombre (obligatorio):
    E-mail (obligatorio):
    Telefono (obligatorio):
    Desea ser atendido en:
    Despacho en MadridDespacho en LeónDespacho de Asturias

    Explíquenos su consulta

    914 414 659

    En horario de oficina
    PULSA PARA LLAMAR

    633 656 396

    Chat de Whatsapp
    PULSA PARA ABRIR CHAT
    El bufete de abogados Casadeley, situado en Madrid, pero con sedes adicionales en León y Oviedo, ofrece una gran variedad de servicios legales tanto para personas como para empresas.

    Profesionalidad, preparación y una gran trayectoria nos avalan.

    A la cabeza del bufete, Javier San Martín dirige un equipo de abogados que le ofrecerá un amplio asesoramiento legal.

    Queremos ayudarte con tu caso ¡Contacta ahora!
    CONTACTAR
    phone-handset linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram